cadenas rotas

Para un corazón herido, el perdón es el mecanismo natural de auto limpieza más eficaz. Perdonar es sacar la basura que alguien dejó dentro de ti y está dañando tu Felicidad y Bienestar Emocional.

En ocasiones, las relaciones con las personas que amamos y nos rodean, son dolorosas y a veces desgarradoras. Nos resulta difícil perdonar, alejarnos o darles el espacio que nos piden, pues nos causan una pena muy profunda…

Algo que aprendí como fundamental en la vida es saber perdonar… Solo después del perdón, es cuando uno puede empezar a plantearse si es posible reiniciar la relación, y cuál es el mejor momento para abrazar y acariciar. Aunque tal vez sólo lleguemos a hacerlo desde el alma, pues quizás lo mejor para ambos sea no volver a estar juntos. Todo ello forma parte de nuestro aprendizaje hacia la madurez emocional.

Descubrí que cada vez que perdono, ante todo me hago un favor a mí mismo, pues estoy dejando partir de mi interior, una emoción negativa que me estaba haciendo daño. Aferrarse a la ira por el deseo de venganza es como agarrar un carbón caliente con la intención de tirárselo a otra persona… Puede que le hagamos daño, pero uno siempre terminará quemándose.

Aprendí que todo tiene su tiempo, que cuando perdonamos y actuamos con amor, y consciencia, todo dolor desaparece, todo el daño vivido se borra en ese instante en el que nos damos permiso de dejar partir el rencor, y nos permitimos volver a amar y ser amados…

¿Cómo podemos desarrollar el perdón?

Perdonar resulta mucho más fácil, cuando entendemos cómo nos influye el sistema de creencias negativas heredadas. Casi todo lo que nos dicen o hacen, lo tomamos de manera muy personal, a menudo somos susceptibles en vez de ser sensibles… Un ejemplo: Cuando alguien te hace daño, no lo hace de manera personal, sino por su base de datos o sistema de creencias limitantes que ha aprendido en su vida.

No lo hace por dañarte a ti, simplemente así aprendió a comportarse por sus condicionamientos. Aparentemente puede que te tenga rabia, celos, envidia porque se compara contigo, cuando en realidad lo que tiene es una baja Autoestima. Tal vez sus padres y ancestros no le enseñaron a amar, pues no sabían hacer las cosas de otra manera. En nuestras manos está el poder cortar esa herencia emocional, y reaprender a vivir desde el Amor en vez de sobrevivir desde el odio.

Alguien dijo: “El perdón es la única venganza aprobada por el Universo”. Un acto de perdón permite cerrar el capítulo; un acto de venganza escribe un capítulo nuevo. Guardar rencor no te hace fuerte sino amargado, perdonar no te hace débil sino libre. No hay que confundir el perdón con el olvido, pues uno corre el riesgo de volver a sufrir una nueva afrenta. El perdón con seguridad te libera a ti, pero puede que el otro no lo reciba, o ni siquiera crea haberte hecho daño.

Me tomó mucho tiempo entender lo de perdonar a alguien. Mi ego se preguntaba continuamente: ¿Y por qué voy a perdonar a alguien que eligió hacerme daño? Gracias a la práctica de meditación, pude tomar conciencia de que el perdón no consiste en aceptar o justificar su comportamiento, sino en dejar marchar el odio y así evitar que su comportamiento destruyera mi vida. Perdona a quien te lastima, no porque lo merezca, sino porque tú no te mereces vivir cargado de odio en tu corazón. Y si también te sientes culpable, no olvides nunca de perdonarte a ti mismo.

El perdón sólo llega cuando te das cuenta que nunca hubo nada que perdonar, sino algo que comprender y aprender. El perdón te libera del malestar y el rencor. Te hace recuperar el poder de tu vida, en vez de malgastarlo echando la culpa a los demás. Nos hace ser más conscientes y cuidadosos a la hora de abrir nuestro corazón a otros.

Nadie puede tener salud física, mental o emocional sin limpiar el corazón, reubicar el pasado en su debido lugar y perdonar la ignorancia ajena. El poeta Borges decía: “Disculpar cualquiera lo hace; perdonar sólo las almas grandes”.

Jairo Kalpa ©2012

mandela

Newsletter

Subscríbete AQUÍ para estar informado de todas nuestras novedades.

Aulas Abiertas

Haz clic sobre la imagen para más información.
¡¡Solo 25 plazas!!
CONCEJALÍA DE CULTURA ALICANTE

FORMULARIO INSCRIPCIÓN PROGRAMA